Refrigeración evaporativa II: Pantallas vegetales en las viviendas de pescadores de la costa de Málaga

Una ejemplo tradicional de aplicación de los principios de la  refrigeración por evaporación lo vemos en la utilización de vegetación en las viviendas populares, tanto en los patios como en los soportales y los porches, mediante muros vegetales, macetas, jardineras, emparrados… El principio físico es el mismo que describíamos más abajo, las plantas absorben el agua de la tierra por capilaridad y efecto del sol, esta llega a las hojas llevando los nutrientes, allí se produce la fotosíntesis y el agua se evapora absorbiendo calor en el proceso.

En la arquitectura popular  de Málaga podemos encontrar multitud de ejemplos de este método acondicionador de aire ecológico y colorido que, además embellece el paisaje, aporta aromas agradables, emite oxígeno, retira CO2 de la atmósfera y produce flores y frutos.

Utilizando aún este sistema de climatización pasivo existe una tipología de vivienda en la costa de Málaga que, como casi toda la arquitectura vernácula de la provincia, está en serio peligro de extinción. Se trata de las casas mata de los barrios de pescadores, otro de los tesoros paisajísticos y ambientales de mi ciudad natal que está siendo demolido sistemáticamente por ausencia de protección conveniente y la falta de criterio de los especuladores que campan a sus anchas por la Costa del Sol desde los años 60.

En estas fotos tomadas el verano pasado podemos apreciar varios ejemplos de este patrimonio vernáculo en peligro, el primero en la playa de Pedregalejo y los siguientes en el Rincón de la Victoria.

Anuncios
Refrigeración evaporativa II: Pantallas vegetales en las viviendas de pescadores de la costa de Málaga

Refrigeración evaporativa I: Los termiteros y la biomímesis.

Los modelos naturales son eficientes en sí mismos. La biomimética o biomímesis nos propone aplicar estos modelos a la tecnología, puesto que su eficacia ha sido probada por un largo proceso de selección natural de millones de años.

Las termitas africanas usan fango húmedo y tubos de barro para bajar unos 15 º la temperatura del interior del termitero. Son un ejemplo en la naturaleza de utilización de  refrigeración evaporativa  convinada con  efecto chimenea .

La refrigeración evaporativa consiste aprovechar la absorción de calor que se produce al obligar al AGUA a pasar  de líquido a gas. Este cambio de fase se produce mediante un proceso adiabático al poner en contacto aire seco en movimiento con una superficie húmeda o una lámina de agua  y la energía es cuantificada en  540 calorías absorbidas por gramo de agua evaporada.

Aquí podemos ver al gran David Attenborough explicando el sistema desde el interior de un termitero, no tiene precio.

Seguir leyendo “Refrigeración evaporativa I: Los termiteros y la biomímesis.”

Refrigeración evaporativa I: Los termiteros y la biomímesis.

Espacios colchón: El “Doblao”

el-sobrao-verano1 el-doblao-invierno

La organización espacial de los volúmenes en la arquitectura popular es otro método de control de climático pasivo como podemos  apreciar en la sección de esta casa tradicional cacereña, surgida como respuesta al clima Mediterráneo Continental en el que se ubica.

La cercanía al mar modera las temperaturas extremas además de proporcionar humedad, por tanto la continentalidad implica una fuerte amplitud térmica, provocando inviernos muy fríos y veranos muy calurosos. Estos extremos han modificado esta arquitectura reforzando la inercia térmica con el grosor de los muros interiores e incorporando diferentes espacios colchón, como los pórticos, los soportales, los zaguanes o los desvanes bajo cubierta, que protegen la vivienda de la exposición directa a los vientos y al sol.

Así, en toda la franja Este española identificada con la antigua la vía de la Plata romana, con influencia Atlántica en su clima, podemos encontrar como aparece un espacio bajo la cubierta, llamado en Castilla el “sobrao” y de Cáceres hasta Cádiz el “doblao”. Este espacio colchón hace las veces de trastero y almacén de paja y dispone de unos huecos enfrentados permiten ventilar la cubierta o no según las necesidades climáticas estacionales, de manera que funciona como una cubierta captadora en invierno y como una ventilada en verano. Una cubierta reversible con un sistema sencillo y eficaz de climatización pasiva.

Espacios colchón: El “Doblao”

Asentamiento bereber autosuficiente, Oasis de Fezna, Marruecos.

pozo-bereber-fezna
Campamento bereber asentado junto al sistema de pozos artesanales que siguen  durante kilómetros las líneas del acuífero subterráneo que suministra agua al  oasis de Fezna en el sur de Marruecos.

No le falta detalle: Tienda transportable adaptada al medio fabricada a partir de  materiales autóctonos y biodegradables, medio de locomoción animal de bajo consumo, abastecimiento de agua mediante pozo manual y placa fotovoltaica conectada a batería para consumo eléctrico.

Seguir leyendo “Asentamiento bereber autosuficiente, Oasis de Fezna, Marruecos.”

Asentamiento bereber autosuficiente, Oasis de Fezna, Marruecos.

Construcción bioclimática tradicional. Tienda Bereber en el Magreb, Marruecos.

Cuando hablamos en esta página de que una construcción es bioclimática nos basamos en primer lugar en el conocimiento directo de las soluciones que se exponen.  Así, salvo las excepciones indicadas, todo el material; textos, dibujos, esquemas, vídeos y fotografías, son fruto de nuestro trabajo de campo ya que estamos convencidos de que el componente sensitivo e intuitivo es fundamental a la hora de entender la climatización solar pasiva de las viviendas.

Por ese motivo, todos los análisis de los ejemplos que estudiamos han pasado por la experiencia previa de habitar en ellos, o en algún edificio próximo de la misma tipología, aunque sea una noche como en este caso.  Pero lo fundamental siempre es conseguir el testimonio de los moradores habituales de estas construcciones bioclimáticas, ya que son ellos los que conservan, perciben y transmiten mejor los conocimientos ancestrales que encierran esta viviendas.

Son ellos también los que, en cada caso, están condiciones de mostrar que no utilizan  aportes de energía procedentes de combustibles fósiles, ni falta que les hace. Eso y no otra cosa es la construcción bioclimática tradicional, aunque ahora para demostrar lo que ya saben los  nómadas en el desierto del Magreb o los indios Warao tratemos de parametrizar estos ingenios constructivos adaptados a su medio.

En esta entrada podemos ver como se conforma una tienda nómada bereber del desierto del Magreb, un bulto transportable de pelo de camello que se convierte en un refugio transpirable que protege  del viento, el calor y, esto lo he podido comprobar, de la lluvia.


Construcción bioclimática tradicional. Tienda Bereber en el Magreb, Marruecos.

Construcción de tapia III

En anteriores entradas vimos como se levanta un muro de tapial en el sur de Marruecos, concretamente en Merzouga.  En estas imágenes, tomadas en el mismo lugar, se ve como este muro levantado es posteriormente recubierto en la cara exterior por una capa de entre 3 y 4 centímetros compuesto por barro y paja. El barro sirve de aglutinante y la paja confiere resistencia a tracción en caso de dilataciones y un buen aislamiento. Esto lo diferencia de las construcciones de tapial de otras regiones, la evolución de la arquitectura popular, como ocurre con los seres vivos, lleva por adaptación a distintas soluciones, en este caso para protegerse de la enorme radiación que recibe (el aislamiento está en el exterior) no hay que olvidar que estamos en las inmediaciones del desierto del Sahara.

Construcción de tapia III

Construcción de tapial en el sureste de Marruecos, Merzouga

muro-de-tapial-pan
Merzouga es un oasis del sureste de Marruecos que se encuentra a 45 kilómetros de Erfoud junto al Erg Chebbi, un campo de dunas situado en la frontera con Argelia.
La climatología de la región es cálida y seca. Se caracteriza por tener fuertes variaciones de temperatura entre el día y la noche así como entre invierno y verano al tiempo que pocas precipitaciones.

Dadas estas condiciones térmicas la construcción popular de la zona se ha ido adaptando hacia un arquitectura de gruesos muros de barro con gran INERCIA TÉRMICA. Estos muros de barro y grava de basalto de la zona acumulan en su interior la energía, desfasando y amortiguando el flujo de calor.

Construcción de tapial en el sureste de Marruecos, Merzouga