El caso del babero perdido III

Para llevar las carreras a su lugar , y devolver así la estabilidad a la estructura manteniendo los corredores, utilizamos puntales telescópicos:

Una linea de puntales bajo el corredor (es importante que las lineas de puntales lleguen siempre hasta base firme, en este caso, planta por planta, hasta el patio) levanta las viguetas, librando de cargas a la carrera.

Una vez fuera de carga utilizamos los puntales horizontalmente, presionando la carrera contra la carrera contraria a través del hueco del patio hasta llevarlas a su posición original.

Anuncios
El caso del babero perdido III

El caso de babero perdido II

corrala-apuntalada-con-maderaCuando nos llegó el encargo de rehabilitar  esta histórica corrala de Lavapiés con mas de 200 años acababan de despedir al equipo anterior; administrador de la finca, contratista y arquitecto.  Sobre las causas de este cambio, que  aún están en los juzgados, no voy a abundar aquí, solo destacar que heredamos el proyecto visado que se estaba ejecutando y que consistía en sustituir TODOS los pies derechos y TODAS las carreras del corredor  por parejas de UPNs de acero laminado.

Esta actuación tan desproporcionada, no solo se cargaba alegremente un elemento protegido en un edificio catalogado, si no que además no solucionaba el problema que estaba causando que la estructura del corredor se desplazase hacia centro del patio. El apeo, con la sopanda y los jabalcones que vemos en la imagen impedían el colapso. 

El problema, como contamos en la primera entrada de esta serie, venía, para colmo, de una actuación incorrecta anterior a causa de cual se habían podrido las cabezas de las viguetas y estás, a modo de cuñas, empujaban las carreras y los pies derechos que se apoyan en ellas hacia el vacío.

Después de hacer calas y un análisis del método constructivo realizamos un proyecto nuevo que mantenía la madera, sustituyendo las piezas irrecuperables por pino canadiense en las zonas vistas y mediante prótesis en las cabezas de las viguetas.

El monto económico del presupuesto del proyecto de rehabilitación resultó practicamente la mitad del de sustitución por acero.

detalle-corredor-11

detalle-corredor-2detalle-corredor-3detalle-corredor-4

El caso de babero perdido II

El caso del babero perdido

corrala-apuntalada1Como ejemplo del deterioro que puede causar en una mala actuación tenemos el caso de esta corrala que con mas de doscientos años  fue rehabilitada íntegramente en el 93 y que llegó a nosotros en  2007 con expediente de expropiación forzosa por falta reiterada de conservación.

En este caso el técnico correspondiente, si es que hubo alguno, debió pensar que el babero de cinc que bordeaba el corredor era algún tipo de excentricidad decorativa prescindible, al mismo tiempo se decidió barnizar la madera en lugar de pintarla.

Estas dos iniciativas conjutas han provocado mas daños a la estructura de madera de la corrala en 15 años de lo que el mismo uso y los mismos elementos causaron en los mas de 200 años anteriores.

Seguir leyendo “El caso del babero perdido”

El caso del babero perdido