Domo bioclimatico autoconstruido: Chambao vegetal en Almayate Costa

Anuncios
Domo bioclimatico autoconstruido: Chambao vegetal en Almayate Costa

Refrigeración evaporativa IV: El Chiringuito de playa

En esta serie de entradas estamos describiendo algunos  métodos de acondicionamiento y refrigeración mediante sistemas naturales que se utilizan en la arquitectura popular de la provincia de Málaga. Hemos visto el uso de pantallas vegetales y como estas se extienden y amplían creando un espacio habitable  frente a la fachada sur de la vivenda. Lo que presentamos ahora es el paso siguiente, es decir, el porche independizado de la vivienda y convertido en establecimiento temporal de abastecimiento estival playero: EL Chiringuito.

chiringito-3

chiringito-2

La eficiencia del sistema combinado de vegetación y cubiertas de fibras vegetales de palma y caña, con temperaturas que alcanzan los 40 grados y una humedad relativa de hasta el 90%, es significativa, en este caso concreto la temperatura interior rondaría los 22 grados el día del pasado agosto que tomé estas fotos, se encuentra  la costa este del litoral malagueño, y  los espetos los hacen leña de olivo recuperada del mar.

Refrigeración evaporativa IV: El Chiringuito de playa

Refrigeración evaporativa III: El porche en la casa de labranza de Málaga

el-cerrajon-1La vivienda tradicional de la provincia de Málaga dispone de un eficaz sistema de refrigeración pasiva para los calurosos veranos que pueden llegar al los 42 grados, se trata del porche, que es este espacio que precede a la entrada de la vivienda, orientada siempre al sur.

El porche es una prolongación de la casa, como pueden ser los soportales o los pórticos en otros climas, pero en este caso tiene una clara función refrigerante; mediante la proyección de sombra sobre la fachada con más incidencia de radiación solar y gracias a la evaporación de las paredes vegetales de hoja caduca que cubren este dispositivo.

Aquí se hace gran parte de la vida en los meses estivales, pudiéndose encontrar un banco corrido adosado a la fachada que se conoce como el pollete, muy usado para las tareas habituales del campo.

En estas fotos podemos ver dos  construcciones que utilizan este acondicionador climático natural adosado en la provincia de Málaga, uno en el interior, en el Valle del Guadalhorce, y otro en Almayate, a escasos metros de la costa.

Refrigeración evaporativa III: El porche en la casa de labranza de Málaga

Refrigeración evaporativa II: Pantallas vegetales en las viviendas de pescadores de la costa de Málaga

Una ejemplo tradicional de aplicación de los principios de la  refrigeración por evaporación lo vemos en la utilización de vegetación en las viviendas populares, tanto en los patios como en los soportales y los porches, mediante muros vegetales, macetas, jardineras, emparrados… El principio físico es el mismo que describíamos más abajo, las plantas absorben el agua de la tierra por capilaridad y efecto del sol, esta llega a las hojas llevando los nutrientes, allí se produce la fotosíntesis y el agua se evapora absorbiendo calor en el proceso.

En la arquitectura popular  de Málaga podemos encontrar multitud de ejemplos de este método acondicionador de aire ecológico y colorido que, además embellece el paisaje, aporta aromas agradables, emite oxígeno, retira CO2 de la atmósfera y produce flores y frutos.

Utilizando aún este sistema de climatización pasivo existe una tipología de vivienda en la costa de Málaga que, como casi toda la arquitectura vernácula de la provincia, está en serio peligro de extinción. Se trata de las casas mata de los barrios de pescadores, otro de los tesoros paisajísticos y ambientales de mi ciudad natal que está siendo demolido sistemáticamente por ausencia de protección conveniente y la falta de criterio de los especuladores que campan a sus anchas por la Costa del Sol desde los años 60.

En estas fotos tomadas el verano pasado podemos apreciar varios ejemplos de este patrimonio vernáculo en peligro, el primero en la playa de Pedregalejo y los siguientes en el Rincón de la Victoria.

Refrigeración evaporativa II: Pantallas vegetales en las viviendas de pescadores de la costa de Málaga

Refrigeración evaporativa I: Los termiteros y la biomímesis.

Los modelos naturales son eficientes en sí mismos. La biomimética o biomímesis nos propone aplicar estos modelos a la tecnología, puesto que su eficacia ha sido probada por un largo proceso de selección natural de millones de años.

Las termitas africanas usan fango húmedo y tubos de barro para bajar unos 15 º la temperatura del interior del termitero. Son un ejemplo en la naturaleza de utilización de  refrigeración evaporativa  convinada con  efecto chimenea .

La refrigeración evaporativa consiste aprovechar la absorción de calor que se produce al obligar al AGUA a pasar  de líquido a gas. Este cambio de fase se produce mediante un proceso adiabático al poner en contacto aire seco en movimiento con una superficie húmeda o una lámina de agua  y la energía es cuantificada en  540 calorías absorbidas por gramo de agua evaporada.

Aquí podemos ver al gran David Attenborough explicando el sistema desde el interior de un termitero, no tiene precio.

Seguir leyendo “Refrigeración evaporativa I: Los termiteros y la biomímesis.”

Refrigeración evaporativa I: Los termiteros y la biomímesis.