Espacios colchón: El “Doblao”

el-sobrao-verano1 el-doblao-invierno

La organización espacial de los volúmenes en la arquitectura popular es otro método de control de climático pasivo como podemos  apreciar en la sección de esta casa tradicional cacereña, surgida como respuesta al clima Mediterráneo Continental en el que se ubica.

La cercanía al mar modera las temperaturas extremas además de proporcionar humedad, por tanto la continentalidad implica una fuerte amplitud térmica, provocando inviernos muy fríos y veranos muy calurosos. Estos extremos han modificado esta arquitectura reforzando la inercia térmica con el grosor de los muros interiores e incorporando diferentes espacios colchón, como los pórticos, los soportales, los zaguanes o los desvanes bajo cubierta, que protegen la vivienda de la exposición directa a los vientos y al sol.

Así, en toda la franja Este española identificada con la antigua la vía de la Plata romana, con influencia Atlántica en su clima, podemos encontrar como aparece un espacio bajo la cubierta, llamado en Castilla el “sobrao” y de Cáceres hasta Cádiz el “doblao”. Este espacio colchón hace las veces de trastero y almacén de paja y dispone de unos huecos enfrentados permiten ventilar la cubierta o no según las necesidades climáticas estacionales, de manera que funciona como una cubierta captadora en invierno y como una ventilada en verano. Una cubierta reversible con un sistema sencillo y eficaz de climatización pasiva.

Anuncios
Espacios colchón: El “Doblao”

Biodiversidad constructiva y patrimonio bioclimático. SB10mad. Abstrac.

sb10mad

Articulo 1º de la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural

La cultura adquiere formas diversas a través del tiempo y del espacio. Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan a los grupos y las sociedades que componen la humanidad. Fuente de intercambios, de innovación y de creatividad, la diversidad cultural es tan necesaria para el género humano como la diversidad biológica para los organismos vivos. En este sentido, constituye el patrimonio común de la humanidad y debe ser reconocida y consolidada en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

La arquitectura tradicional encierra más de 10.000 años de tecnología edificatoria, una tecnología que ha evolucionado y se ha adaptado, por selección y criterio de sus constructores que, a base de prueba y error, conservación y análisis de los ejemplos heredados, han ido mejorando las soluciones, adaptándolas al clima concreto de cada zona donde ha habido asentamientos humanos, utilizando de manera eficaz los recursos materiales y la energía disponibles en los alrededores.

Expondremos mediante ejemplos prácticos como la arquitectura y el urbanismo tradicional varía de la cara norte a la sur de una montaña o según ascendemos por el gradiente vertical, si se encuentra junto al mar o tierra adentro, analizando los sistemas tradicionales de climatización basados en energía solar carbono neutral: Albedo, patios, inercia térmica, dimensión de huecos, ventilación cruzada, biomasa, invernaderos adosados, pórticos, sombra, glorias, distribución de espacios, fraileros… Así como los materiales y métodos constructivos utilizados previos a la expansión global de materiales industrializados.

Mostraremos como las actuales normativas no protegen suficientemente este patrimonio habitacional vernáculo, ni en los centros históricos urbanos, ni en el ámbito rural, aplicándose, en el mejor de los casos, criterios de conservación meramente estéticos. Esta Biodiversidad Constructiva de edificios autosuficientes está en serio peligro y se sustituye a escala global por arquitectura estandarizada dependiente de aparatos climatizadores y materiales sintéticos contaminantes.

Consideramos por tanto a estas construcciones, sus sistemas de climatización pasiva y sus soluciones constructivas, como Patrimonio Bioclimático, tanto por el conocimiento tradicional que encierran como por las ventajas ecológicas que implican su mantenimiento y rehabilitación, siendo necesario ampliar el concepto de patrimonio establecido incorporándole criterios de valoración bioclimáticos y bioconstructivos.

FARFAN+ESTELLA arquitectos en el SB10mad Madrid, Abril 2010.

Biodiversidad constructiva y patrimonio bioclimático. SB10mad. Abstrac.

La Ruta de las Chimeneas. Concurso de ideas.

la-ruta-de-las-chimeneas3



Idea de proyecto

Proponemos un diseño que aproveche al máximo los recursos energéticos y materiales de Cáceres y su provincia. Se trata de un edificio que, al estar adaptado al clima donde se encuentra, no requiere de energía fósil para su funcionamiento. En este proyecto se aplican los principios físicos de la bioclimática tradicional y de la biomímesis. La arquitectura popular vernácula de la parte de la provincia situada al sur del Tajo comparte los mismos factores climáticos y, por tanto, ha desarrollado soluciones constructivas comunes. Son esos mismos conceptos legados por la tradición los que conforman nuestro edificio.

Este patrimonio formado por conocimientos ancestrales intuitivos y técnicas eficientes está en peligro por falta de protección y mantenimiento. La pérdida de la diversidad constructiva, como parte de la diversidad cultural, puede suponer un daño irreparable.


La Ruta de las Chimeneas. Concurso de ideas.

Sistemas bioclimáticos y adaptación al medio de la arquitectura andina venezolana. La casa del Páramo Merideño

casa-andina-venezolanaLa casa del páramo merideño se ha adaptado al clima tropical de montaña mediante técnicas y sistemas bioclimáticos  opuestos a los de la vivienda Warao, esto es debido a las diferentes condiciones climáticas que supone el gradiente vertical (la disminución de la temperatura según subimos en altura) pese a estar ambas tipologias  a la misma latitud y recibir por tanto la misma cantidad de radiación solar.

Los sistemas pasivos principales, referidos a la envolvente y a la distribución espacial, son los siguientes:

Cubierta ligera captadora construida mediante estructura de par e hilera de rollizos de madera, tablero de caña común (arundo donax) y acabado de teja curva cerámica sobre mortero de tierra y cal.

Edificio semienterrado con muros de tapial sin huecos sobre zócalo de piedra, aportan masa térmica para almacenamiento de calor (inercia térmica) y geotermia al tiempo que protegen la edificación de los vientos fríos de las cumbres, creando un patio porticado resguardado a través de donde se ilumina y ventila la vivienda.

Sistemas bioclimáticos y adaptación al medio de la arquitectura andina venezolana. La casa del Páramo Merideño

Casas autosuficientes en Nuevo México. Earthships.


Vamos a aprovechar el parón forzoso que supone para este blog el  que andemos de concurso (y tengamos que mantener gran parte de nuestro trabajo en el mas estricto anonimato, hasta el fallo) para empezar una nueva sección de documentales.  Será la primera de esta página que no se nutra de material de nuestro archivo, de esta manera empezamos, posiblemente, a infringir alguna futura ley con la que no estamos ni estaremos de acuerdo.

Comencemos:

Garbage Warrior

Este magnífico documental de 2008 nos ilustra sobre la trayectoria del arquitecto Michael Reynolds y sus earthships, unas viviendas autosuficientes construidas con materiales reciclados y tierra en el desierto de Nuevo México.

Estas viviendas eficientes se auto abastecen de energía renovable, agua y alimentos gracias a sencillos mecanismos y a materiales del entorno que incluyen lo que otros consideran residuos. Aún así, o quizá por ello, la lucha contra la maquinaria legislativo-urbanístico-burocrática ha estado a punto de hacer fracasar esta iniciativa tan ambiciosa y sostenible como tenaz es su arquitecto.

Parte de su filosofía es probar y equivocarse, construir ideando nuevas soluciones de modo que estas evolucionen.

Las conclusiones a las que ha llegado por adaptación al medio, como la orientación sur, la incorporación de elementos con mucha inercia térmica, los  invernaderos o los aljibes, confluyen con las soluciones a las que llegó aquí la arquitectura tradicional a través de siglos de ensayos e intercambio de tecnologías.

El motivo de estas coincidencias es claro; estos diseños están concebidos siguiendo los principios físicos que rigen la naturaleza y no una normativa falsificada por los expertos de la industria petroquímica.

Casas autosuficientes en Nuevo México. Earthships.

Aplicación de sistemas bioclimáticos. Concurso del Wildflower Center de Liverpool

flores-salvajes-4Cuando analizamos la arquitectura popular, nuestra intención es obtener conclusiones y extraer los conceptos, soluciones y sistemas que, por adaptación al clima, contienen las edificaciones tradicionales.

Estos conocimientos los aplicamos al diseño de los proyectos actuales, aportándoles además la tecnología y los avances de  que disponemos hoy en día en materia de eficacia energética.

Aquí mostramos como ejemplo  un concurso de ideas que al final no llegamos a entregar por falta de tiempo:  El Centro de Flores Salvajes de Liverpool.flores-salvajes-2

La idea era hacer un edificio en lo posible autosuficiente, se trata de un centro de divulgación de la biodiversidad , con banco de semillas y dentro de un gran parque.

Dada la latitud, la parcela, el entorno y futuro contenido, bastante simbólico, nos decidimos por un edificio semienterrado, dando continuidad al parque sobre una cubierta verde, esto garantizaba la máxima inercia térmica, minimizando las pérdidas de energía.

Mientras, en la cara sur-este se levantaban grandes ventanales que permitirían  la entrada de radiación solar, calentando el edificio gracias al efecto invernadero .  Una caldera de biomasa con los sobrantes del parque, un molino eólico y placas solares flexibles en los toldos abatibles de los ventanales aportarían mas energía.

Aplicación de sistemas bioclimáticos. Concurso del Wildflower Center de Liverpool

Sistemas bioclimáticos y adaptación al medio de la arquitectura palafítica Warao. El Janoco

esquemas-palafito-waraoEl Janoco warao se enfrenta al clima tropical, caracterizado por  altas temperaturas, fuertes lluvias estacionales y humedad alta constante, mediante tres métodos principales:

Protección solar:  La cubierta de palma de temiche con amplios aleros crea un colchón aislante que protege la vivienda de la radiación solar, esta radiación es disipada y el calor no penetra en el janoco gracias a que se trata de un cubierta transpirable auto ventilada. Además la pendiente a dos o cuatro aguas permite la rápida evacuación de las aguas procedentes de las tormentas tropicales.

Máxima ventilación: La ausencia de paredes, la altura del techo y la situación respecto a los vientos  están pensados para premitir la máxima ventilación con el fin de enfriar la construcción y eliminar la humedad, a esto hay que sumarle el suelo de troncos de manaca que también permite el paso de aire fresco en contacto con el río y la cubierta auto ventilada.

Ausencia de inercia térmica: Con temperaturas elevadas constantes y poca diferencia de esta entre día y noche, esta construcción ha huido de todo lo que sea susceptible de almacenar calor (inercia térmica), hasta el punto de levantarse de la tierra y prescindir de cerramientos.

Estos aspectos bioclimáticos extremos son fruto de la adaptación a su hábitat del pueblo Warao, que según parece lleva en estas tierras entre 8.000 y 9.000 años, casi nada.

Sistemas bioclimáticos y adaptación al medio de la arquitectura palafítica Warao. El Janoco